Vivero plantas nativas frutillar.
top of page

Consejos para cuidar las hortensias de tu jardín

¿Cómo cuidar y prolongar la duración de las hortensias?


Para garantizar que las hortensias florezcan, es esencial cuidarlas adecuadamente. Si estás considerando tener una hortensia en casa o ya tienes una, sigue estas sugerencias para su cuidado.


Riego:

Para mantener las hortensias en buen estado durante mucho tiempo, es crucial asegurarse de que siempre tengan suficiente agua. En primavera, generalmente no hay problemas de riego para las hortensias, especialmente si están al aire libre, ya que es cuando más lluvia se produce. Sin embargo, cuando llega el verano y el agua escasea, es importante aumentar la frecuencia de riego de las hortensias, especialmente en días calurosos.

Un consejo útil: Para regar las hortensias de manera efectiva, es mejor hacerlo temprano por la mañana o al final de la tarde. De esta manera, la planta puede absorber el agua de manera más eficiente desde las raíces, evitando el riesgo de quemaduras. Es importante evitar el encharcamiento del sustrato, ya que podría provocar la pudrición de las raíces y dañar la planta. También se recomienda pulverizar ocasionalmente las hojas para evitar que se sequen, pero con precaución para no mojar las densas flores.


Las hortensias suelen crecer muy sanas en esta zona. Es recomendable colocarlas en áreas sombreadas para evitar que se quemen por el sol y así prolongar la vida de sus hermosas flores durante el verano.


En invierno, es suficiente regar las hortensias cuando la tierra esté seca (caso poco probable en nuestra región), pero durante el verano, es necesario regarlas con más frecuencia. Sin embargo, es importante permitir que la tierra se seque entre riegos.


Durante la temporada de crecimiento, se recomienda regar las hortensias tres veces por semana para estimular el crecimiento de las raíces. Las hortensias con hojas grandes y lisas necesitan más agua, pero todas las variedades se benefician de la humedad constante. Regar por la mañana ayuda a prevenir la marchitez durante los días calurosos.

Problemas comunes y soluciones para las hortensias


Aunque las hortensias son excelentes para embellecer tu hogar o jardín, es importante mencionar algunos problemas que pueden surgir al seleccionarlas como plantas decorativas. Aquí te presentamos las enfermedades y problemas más habituales de las hortensias, junto con sus soluciones para que luzcan espléndidas y dignas de admiración.


1. Aspecto marchito y apagado de las hortensias

Si tus hortensias lucen lacias y apagadas, es una señal de que necesitan agua urgentemente. La solución es regarlas de inmediato para que recuperen su vitalidad. Como ya mencionamos, es importante evitar el encharcamiento de la tierra, ya que el exceso de agua puede pudrir las raíces.


2. Caída de hojas y falta de floración en las hortensias

Si las hojas de tus hortensias se caen y la planta no produce flores, puede indicar dos problemas: falta de nutrientes o una cantidad insuficiente de los mismos. Para promover la floración, las hortensias necesitan un abono específico para hortensias o para plantas acidófilas.


3. Hojas amarillas con nervios verdes en las hortensias

La aparición de hojas amarillas con nervios verdes en las hortensias puede ser un síntoma de clorosis, que se produce por la deficiencia de hierro en la planta. Para corregir este problema, puedes utilizar quelato de hierro, siguiendo las indicaciones del fabricante. Puedes aplicarlo mezclado con el agua de riego si es líquido, o introducirlo alrededor de la planta enferma si es granulado.


En nuestra tienda online encontrarás una amplia variedad de hortensias. Te invitamos a hacer tu pedido disfrutar de su belleza

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page