ULMO EUCRYPHIA CORDIFOLIA

 

El ulmo es un hermoso árbol siempreverde que puede alcanzar una altura de hasta 40 m y su tronco, en la base, unos 2 m de diámetro. Es de crecimiento relativamente rápido. La corteza, gris-parda y con fisuras longitudinales, no se desprende fácilmente. Al romperse toma color rojo intenso, debido a su alto contenido de taninos. El tronco se eleva recto y esbelto dentro del bosque. Las ramas de la copa son cortas, y cuando están nuevas se encuentran cubiertas de pelos finos.

Tiene hojas simples, opuestas, de forma oblonga, algo onduladas, de 2 a 6 cm de largo. Sus flores son hermafroditas, solitarias, blancas, ricas en néctar, tienen de 4 a 5 cm de diámetro y nacen de las axilas de las hojas. Cuando los ulmos florecen durante el verano (enero-febrero) dan la impresión de estar cubiertos de nieve.

Su fruto es una cápsula leñosa, oblonga, que se abre a la madurez (marzo-abril); el interior de cada segmento del fruto contiene 2 a 3 semillas aladas que se diseminan con el viento.