OLIVILLO

OLIVILLO AEXTOXICON PUNCTATUM

El olivillo o  “teque”, “tique”, “palo muerto”, “aceitunillo” es un arbol diclinodioico, es decir árboles macho con flores masculinas por aborto de la parte femenina y árboles hembra con flores femeninas por aborto de la parte masculina. Son árboles longevos (más de 270 años), de copa redondeada, con ramas ascendentes y follaje denso.

 

El olivillo es endémico de los bosques templados y subantárticos de Chile y Argentina. En Chile la especie crece por la costa desde la provincia de Limarí (bosque de Fray Jorge 30º 40’ S; 71º 40’ O) hasta la isla Guafo, al sur de Chiloé y en la provincia de Palena en los sectores de Puerto Ramírez y Puerto Cárdenas donde estaría el nuevo límite sur de la especie en Chile.

Cuando crecen a la sombra y, especialmente en las plantas jóvenes, las hojas son planas, delgadas y lanceoladas, cuando están expuestas a la luz solar y al intenso viento tienden a doblarse o a ser algo revolutas, lo que constituye una adaptación de protección contra la evapotranspiración intensa y la sequedad.