ARRAYAN LUMA APICULATA

 

Arrayán (Palo Colorado), es un árbol siempre verde que alcanza alturas de 12 a 14 m en el Sur de Chile. En la zona central crece como arbusto. Tiene un aspecto muy llamativo y un alto valor ornamental tanto por el original color y forma de su tronco como por su follaje, flores y frutos. Su tronco adquiere un intenso color rojo ladrillo, siendo su corteza muy lisa y sedosa, con manchas blancas debido a la caída de placas de corteza vieja. Sus hojas, de 1 a 2 cm de largo, son verde oscuras, pequeñas, ovaladas, coriáceas y aromáticas, brillantes en la cara superior y verde pálido en la inferior; tienen un mucrón en el ápice y su borde es entero. Sus flores blancas aparecen reunidas en grupos de 3 a 5, primavera a otoño.

 

El fruto, comestible, es una baya redondeada negra que madura en otoño. Su velocidad de crecimiento es mediana en suelos con nutrientes y buen drenaje. Tolera pH neutro a ácido.

La madera del arrayán es muy dura y compacta y brinda importantes usos. Se la utiliza para fabricar mangos de herramientas y como leña.

En medicina, el arrayán se usa como un balsámico y vulnerario (medicina: cura las llagas y las heridas), astringente y estimulante. Su uso externo se realiza a través de lavados con cocimiento, para limpiar heridas y úlceras infectadas.